Grupos Sanguí­neos

 

Todas las personas pertenecen a uno de los cuatro grupos sanguí­neos: A, B, AB y 0. Las letras A y B se refieren al antígeno que se encuentra en cada uno de los glóbulos rojos. Un antígeno es una proteína celular que dispara una respuesta inmune, como puede ser la formación de anticuerpos, contra los antí­genos de los que carece el glóbulo rojo. Por ejemplo, el antí­geno A expuesto al antígeno B, producirá anticuerpos anti-B.

En otras palabras, los cuatro grupos A, B, AB y 0 se caracterizan por las diferentes combinaciones de dos aglutinógenos existentes en los glóbulos rojos y de dos aglutininas contenidas en el suero.

Los cuatro grupos básicos en el sistema AB0 son los siguientes:

Grupo A: La sangre tiene el antí­geno A en los glóbulos rojos, y el anticuerpo anti-B en el plasma.

Grupo B: La sangre tiene el antí­geno B en los glóbulos rojos, y el anticuerpo anti-A en el plasma.

Grupo AB: La sangre tiene ambos antígenos A y B en los glóbulos rojos, pero no tiene ni el anticuerpo anti-A ni el anti-B en el plasma. La sangre AB no puede provocar el aglutinamiento de los glóbulos rojos de cualquier otro grupo, y por lo tanto las personas con sangre AB son los receptores universales.

Grupo 0: La sangre no tiene ni antígenos A ni B en los glóbulos rojos, pero sí tiene el anticuerpo anti-A y el anti-B en el plasma. El grupo 0 no puede ser aglutinado por ninguna sangre humana, y por lo tanto las personas con sangre 0 son los donantes universales.

El factor Rh

La mayorí­a de la gente tiene también heredada una caracterí­stica de los glóbulos rojos conocida como el factor Rh, o antígeno D. Cuando el antí­geno D está presente, se designa el tipo sanguí­neo como Rh positivo, y cuando el antígeno D no se encuentra presente, el tipo sanguí­neo se designa como Rh negativo. En general, la sangre con Rh negativo se da a los pacientes con Rh negativo, y la sangre con Rh positivo a los pacientes con Rh positivo.

 

Tabla de compatibilidades entre grupos sanguí­neos